El fraude de la teoría de la Evolución

Para lo único que ha servido toda la teoría teórica del teórico Charles Darwin ha sido para extraviar a los seres humanos acerca de sus verdaderos orígenes. Aparte de esto, sus teorías disparatadas sirvieron para potenciar el Nazismo y las guerras sangrientas en el mundo.

Como ya hemos visto en artículos anteriores, las sociedades secretas iluministas y satánicas controlan todos los sectores sociales de la sociedad, incluídos los gobiernos y los medios de comunicación.


Uno de los objetivos clásicos y tradicionales de las sociedades secretas ha sido siempre hacerse con el control de las editoriales que publican los libros de texto para las escuelas y centros de educación, para introducir intencionadamente sus mentiras y conceptos engañosos, como es por ejemplo el de la teoría de la Evolución.

Nos engañan descaradamente. No solamente es "materia reservada" el fenómeno ovni, sino todos aquellos descubrimientos que desde las instituciones y los gobiernos son considerados como "conflictivos".

Pongamos un ejemplo: ¿Cuántos esqueletos o momias de seres humanoides gigantes se han encontrado por toda la tierra? Miles de ellos, en muchos países de todo el planeta. Sin embargo, ¿Ha visto usted alguna vez uno de estos ejemplares en cualquier Museo de Ciencias Naturales del mundo? No. Nunca ha podido ver uno solo de ellos, por una razón muy sencilla: Los esconden, se los llevan a unos "Almacenes Secretos" que todos los gobiernos ocultan, y allí, en esos almacenes secretos esconden todos los objetos conflictivos que se han encontrado. Esto es engañar.

La Teoría de la Evolución es, directamente, una tomadura de pelo, sin ningún fundamento científico, pues como su propio nombre indica, es una simple teoría hipotética, y por cierto, absurda y mediocre.

El "Australopithecus" se supone que es, según la teoría de Charles Darwin, la pieza clave; el eslabón intermedio en la cadena evolutiva, que va desde el mono al hombre, una especie de ser mitad mono mitad hombre. Pues bien, nunca, en ningún momento de la Historia, se ha hallado ningún resto de australopithecus, ni erecto, ni curvo, en ningún lugar geográfico de la Tierra. "El Eslabón Perdido" sigue sin aparecer, ni aparecerá nunca.

Ni siquiera la esposa del teórico de la Evolución, Emma Wedgwood creyó nunca a su marido, Charles Darwin, y siempre se mantuvo fiel a sus creencias cristianas.

Aparte de que la tarea de este teórico fué un fraude y una blasfemia contra el Creador, Charles Darwin se forró con la teoría de la Evolución de las especies, ya que hace poco se ha sabido que dejó en su testamento una herencia de 15,5 millones de euros, que traducido en pesetas sale 2.578.983.000 pesetas, cifra que para aquella época era una auténtica barbaridad, una fortuna descomunal. Por lo visto resultó una teoría muy jugosa, todo un negocio redondo, montado sobre una mentira.

En especial, la Arqueología, ha sido y es la fuente de todo engaño histórico y de todo fraude. De tal manera, que la máxima autoridad cultural y arqueológica, la UNESCO, es la sede de las mentiras culturales del mundo; son los "dueños" de la Tierra entera, así que todo museo, toda casa, toda piedra, campo, montaña, monumento antiguo, ciudad, subterráneo, río, etc..., pertenece a la UNESCO, y nadie excepto ellos o sus organizaciones "arqueológicas" puede tocar nada, ni examinar, ni auscultar nada, ni mirar nada que pueda ser conflictivo, aún siendo en su propia casa, ya teniendo permisos o sin ellos. Todo Prohibido.

"Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles". (Romanos cap 1, vers 22 y 23).



6 Response to "El fraude de la teoría de la Evolución"

  1. Anónimo Says:
    4 de diciembre de 2014, 14:31

    En ese caso, ¿qué es Lucy? ¿Qué es lo que el equipo de Atapuerca está encontrando en la Sima de los Huesos? Por cierto, eso de que la arqueología es propiedad de la UNESCO es un gran error. La arqueología está reglada por los gobiernos de cada país, y para emprender una excavación arqueológica no basta con ir al campo, ponerse a cavar y hala, a ver qué encontramos. La arqueología es mucho más difícil que eso. Además, creo que todo estos de los gigantes está más que demostrado que es un fraude, pero tampoco hace falta ser una eminencia en este área para observar en las supuestas fotos que nos encontramos en internet que la aparición de esos esqueletos se da a unos niveles estratigráficos muy superiores, lo cual es extraño si consideramos que fueron enterrados en época bíblica. Otro tema en cuestión es la postura que presentan, dispuestos como si estuvieran en una tumba, sin embargo, nadie informa acerca de un supuesto rito funerario, o nos da información de en qué niveles estratigráficos se han encontrado, ni siquiera las zonas del planeta. Tengamos en cuenta que antes no era muy común enterrar un cadáver tal que así, abriendo un foso y metiéndolo, y mucho menos común sería para estos gigantes. En definitiva, ustedes sigan creyendo en la existencia de Adán y Eva, no lo consideren como una metáfora, que al fin y al cabo es lo que es el Antiguo Testamento, y ustedes sí que vivirán en una mentira.

  2. Antiescéptico de uso externo says:
    24 de noviembre de 2015, 4:46

    El evolucionismo si fuere real continuaría ocurriendo, frente a esto; es decir: el que no veamos vivo y en este preciso momento de la historia a un ser transicional, hace que dudemos certeramente de que se le denomine ciencia (ciencia es lo que se observa o puede repetirse por medio de la experimentación). Ahora bien; muchos evolucionistas aseveran que el proceso ocurrió en el pasado y que sucede a lo largo de millones de años, argumento que se cae por sí solo; ya que ya llevamos "muchos años" de existencia sobre esta tierra y no vemos dichas formas transicionales. Por ello es que así como Anders Celsius confirmó la teoría de Isaac Newton de que la Tierra se achataba en los polos, faltan evolucionistas que muestren a algún eslabón perdido vivo y en este momento de la historia para que su teoría tenga validez, ya que especular sobre fósiles o hacer ínfulas de sabiduría frente a algo que denominan ciencia acerca de un hecho que nadie vio, pero del cual tenemos que creer a pie juntillas que ocurrió, obedecería más bien a un asunto de fe que a un asunto de ciencia.

  3. Anónimo Says:
    18 de diciembre de 2015, 19:46

    Es ciencia porque los restos arqueológicos así lo confirman, es la arqueología la ciencia que nos permite conocer lo que "nadie vio", como tú dices. Sobre por qué no existe otro homínido sobre la Tierra ahora mismo, es porque los últimos, los neandertales, se extinguieron hace más o menos 40000 años; sin embargo, neandertales y sapiens sí que cohabitaron en la Tierra durante un largo periodo de tiempo, de hecho estudios de ADN han demostrado que los seres humanos actuales tenemos un pequeño porcentaje de ADN neandertal (estudios realizados a partir de los huesos hallados en la Cueva del Sidrón, Asturias). Encontrar un "eslabón perdido" vivo no es posible porque se encuentran extintos todos, no han sobrevivido a las condiciones del medio natural, o no han podido evolucionar para adaptarse a estas.
    Y si como tú dices, no nos podemos fiar de lo que "nadie vio", tampoco podremos asegurar la existencia de Julio César, Carlomagno, Juana de Arco o Isabel la Católica porque nadie vivo los vio, ¿no?

  4. gerardo clemente says:
    13 de julio de 2016, 5:29

    Me imagino que cuando hicieron las pruebas en que se constata que nuestro ADN tiene una similitud a los de neandertal tu estabas alli y habras,hecho las pruebas prudentes para confirmarlo. Tu también estas creyendo en la limitada sabiduría humana que ha sido muchas veces creadas con engaño para poder sacar muy buenos dividendos a los supuestos descubridores. La codicia del serhumano es uno de los grandes defectos, burlandose del resto. Recorda el gran eslabón que presento Dawson los restos de Piltdown. Un abrazo, amigo.

  5. Anónimo Says:
    24 de agosto de 2016, 15:04

    ¿Qué tipo de codicia pueden buscar unos arqueólogos cuya investigación no va más allá de las revistas especializadas de ciencia e historia? Tendrías que informarte mejor de lo que es un arqueólogo, nada parecido a Indiana Jones. Para más información sobre el tema contacta con Marcos de la Rasilla, arqueólogo de la Cueva del Sidrón. ¿Conoces su descubrimiento, has oído hablar de él? ¿No? Entonces es que no se han hecho tan codiciosos ni famosos como tú crees...

  6. racoon Says:
    27 de noviembre de 2016, 3:24

    Madre mía, es casi imposible demostrar tanta ignorancia en tan pocas palabras, así que felicidades al autor, no se puede ser mas cazurro, fanático y retrasado.

    pd: para colmo nos "vende" la conspiración global, lo que nos ocultan los medios y demás y con 2 cojones te pone enlaces incrustados de El Mundo, RNE y el grupo Prisa XD

    He entrado aquí casi de casualidad buscando sobre otro tema, pero tranquilo que no vuelvo a pisar un estercolero como este, chao chao XD

Publicar un comentario